Portafolio

Conózcanos

PERFILES

— Somos hijos de mil padres.

Todo el equipo creativo de La Fábrica de Sombreros ha crecido en grandes agencias del país. A principios de 2008 las dejan atrás para poner en práctica una visión compartida sobre la agencia de publicidad ideal: una estructura muy versátil, capaz de desarrollar proyectos de envergadura combinando la máxima exigencia y rapidez con una optimización de los costes inconcebible para una agencia grande. Gracias a Paco, Toni, Eva, Turi, Risto, Xavi, Fernando y tantos otros que nos enseñaron a amar en exceso esta profesión.

EDUARDO MAS
— Creativo.

Tiene una dilatada experiencia trabajando para SCPF y DraftFCB. Ha trabajado en cuentas como Vueling, IKEA, Ayuntamiento de Barcelona, Editorial SM y Kraft, entre otras. Decide fundar La Fábrica de Sombreros como respuesta a una necesidad de mayor libertad creativa y de proximidad con cada proyecto. Además de licenciado en Humanidades, o precisamente por esa razón, Mas es un hombre inquieto: durante años combinó su faceta diurna como creativo con la nocturna como programador de conciertos de Jazz y eventos culturales para el grupo Mas i Mas. El apellido es pura coincidencia.

PABLO GRAS
— Productor Multimedia.

Se define como un 4x4 del diseño y la programación online. Estudió en la Escuela Superior de Diseño e Ingeniería de Barcelona (Elisava), donde realizó también un Máster en Interficies Interactivas. Inició su carrera en DraftFCB y donde trabajó durante varios años para cuentas como SEAT, Converse, Deutsche Bank, General Óptica, JVC, Cutty Sark, Abanderado y Cacaolat, entre otras. Tras recorrer media Asia en bicicleta y pasar una temporada afincado en Londres como freelance, decide volver para fundar La Fábrica de Sombreros junto a Eduardo y Pep.

MIGUEL CASTELLVÍ
— Director Financiero.

Fundador y CEO del Grupo Croxley, desde el que ha trabajado para La Caixa, H&M, World Trade Center Barcelona, Alza Real Estate y Relay, entre otros clientes. Empresario precoz, con 23 años funda su propio grupo empresarial, en ese momento formado únicamente por Croxley Investment y Croxley Construcciones. A pesar de la crisis, el grupo sigue creciendo y ha realizado en los últimos años operaciones por un valor aproximado de 60 millones de euros. Oficialmente, Castellví se asocia con LFDS buscando diversificación empresarial. Oficiosamente, la asociación le permite entrar en el mundo de la comunicación, un ámbito que, sencillamente, le apasiona (aunque su imperturbable cara de póker lleve a pensar lo contrario).

JAVIER MAS
— Diseñador gráfico.

Tenía 12 años cuando su madre profetizó que sería diseñador gráfico, tras ganar un concurso de carteles de Greenpeace. Él, no su madre. Años después pasa la adolescencia como buenamente puede. Más años después se inicia en la agencia de publicidad DRAFTFCB, diseñando para Deutsche Bank, General Óptica y Daikin. Cansado de la frialdad de las multinacionales, da el salto al diseño editorial en el estudio Feriche&Black; allí se dedica en cuerpo y alma a diseñar las revistas Ling, Nox, Room y Playboy. En 2010 se incorpora a La Fábrica de Sombreros, donde se ha convertido en una pieza clave. Ya lo decía su madre. Le gusta el surf y tiene un huerto ecológico, muy Greenpeace todo.

PEP FERRERO
— Director General.

Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la UAB y Máster en Artes Digitales por la UPF, Ferrero empezó su actividad profesional en las agencias del Grupo DDB: Interactive DDB, Tribal DDB y Rapp Collins DDB. Posteriormente entró en DraftFCB, donde conoció al núcleo fundador de La Fábrica de Sombreros. Ha trabajado para BBVA, La Caixa, Deutsche Bank, Credit Suisse, ABN Amro, Direct Seguros, Bayer, Almirall, Sony, Fira de Barcelona, Volkswagen-Audi España y Hendrick's, entre otros. Hubo un tiempo en que cultivaba dos pasiones, la publicidad y la batería. Hoy una se ha comido a la otra y la batería ha desaparecido de su vida, pero los viejos rockeros nunca mueren: volverá. Su bisabuelo trabajó en una fábrica de sombreros.

RICARD BARBOD
— Director de arte.

Ricard es un heavy de L´Hospitalet y tiene una banda que haría sonrojar a tu madre. Es un oldtimer, ya nació viejo: camina con flow antiguo y es propietario de un monovolumen. Desde muy pequeño cultivó el gusto por lo atronador y lo estético. A partes iguales. Estudió Dirección de Arte en la escuela IDEP de Barcelona y ha pasado por agencias como Rapp Collins/DDB, DRAFTCB, S,C,P,F. y Odisea Barcelona. Ha trabajado para clientes como Volkswagen, Honda, la Caixa, SM, Fournier o Kraft. Su tiempo libre es muy importante porque todo lo que hace en él es importante: juega con su hijo, dibuja a plumilla, hace ruidos y planea cosas. Ha discutido sobre la vida con el operador de cámara de El Resplandor”, un respeto. 

BRENO FORTES
— Director de arte.

Se inicia como diseñador en la agencia de publicidad Epigram, en São Paulo. En 2008 es expulsado de Brasil por agotar todas las reservas de cachaça del país y se traslada a Barcelona para hacer un Máster en Dirección de Arte y un Postgrado en Coolhunting, ambos en la Universitat Ramon Llull. Se incorpora a Common Sense y después a OgilvyOne. Tras años de samba, sudor y lágrimas adquiere gran experiencia como creativo y diseñador, tanto en el ámbito offline como el online. Que se lo pregunten a Nestlé, la Caixa, Antàrtida Films o a Landwell PwC. Se siente cómodo trajinando con programas de diseño, pero un boli, un papel y un rincón para pensar le convierten en el tipo más feliz del mundo. Paladín del criterio, coolhunterísimo y melómano. Deja caer que es brasileño para ligar pero no sabe jugar a fútbol.

IOLANDA MORA
— Social media.

Se inició como copy, siguió como directora creativa, fue después estratega y project manager de proyectos online y hoy suma a ello social media management. Estudió Publicidad y RRPP (UAB), Marketing Relacional (EADA), Publicidad Online (IDEP) y Community Management (OBS). Entre agencia y agencia (Tiempo BBDO, Wunderman, Orbital BBDO, Tribal DDB, À Comunicació y Road) fue profesora de Creatividad Interactiva en el máster del IED y se enroló en proyectos interactivos de todo pelaje. Trabajó para Volskwagen-Audi, Danone, Bayer, Skoda, Riu Hotels, Esade, la Caixa, Banc Sabadell, RACC, Seguros Génesis, Honda, Ford, Áreas, Llet Nostra y OCB, entre otros. En su tiempo libre se desahoga tocando el cajón. La danza le apasiona casi tanto como escribir. Niños, dos.

Cristina López
— Directora de cuentas.

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas por la UAB. Hija única por sus padres. Su trayectoria profesional empieza en Delvico. Después vinieron Grey, Road y Atletico International. Trabaja mucho y muy bien. Hace trabajar mucho y muy bien. ¿Clientes? Todos. Por destacar alguno: Carbonell, Colhogar, Indo, Maheso, RBA, Agbar, Škoda y SEAT. Su madre sigue sin creer que “La Fábrica de Sombreros” sea el nombre de una empresa. Nosotros tampoco. Cristina es puntillosa. Puntillosísima. Todavía no está conforme con la redacción de este texto. Lo repetiremos, Cris. Palabra.

RUBEN ALESANCO
— Creativo.

Su madre asegura que después de “Mamá” y “Papá”, “Con Ariel lava más blanco” fueron sus primeras palabras. Quizás toda una premonición de lo que acabaría siendo su futuro profesional ya que a los 22 años se licencia en Publicidad y Relaciones Públicas en la Universidad de Barcelona. Tras pasar un año en Inglaterra ablandando sus manos en el fregadero de un hotel, Ruben vuelve a Barcelona para recuperar sus palmas a los teclados de AFTERSHARE.TV y DDB.
Después de muchas alegrías (y decepciones) trabajando para clientes como BBVA, Pokerstars, Antena 3, Media Markt, Cola Cao, entre otros… a Dios puso por testigo que jamás volvería a trabajar en publicidad. A la mañana siguiente ficha por La Fábrica de Sombreros recordando que todos tenemos unos principios, y que si no le gustan, pues tenemos otros, oiga. Eso, o que la Fábrica es realmente una agencia distinta. (Guiño, guiño)
Pese a su apellido, no es hijo del futbolista ni de un narco italiano (esto todavía por confirmar). Le gusta el deporte, su novia por la mañana, viajar mucho, y no confía en la gente que no bebe cerveza. Su mejor virtud: imitar el cante de King África.

Sr. ECHÁVARRI
— Dpto. Contabilidad y Finanzas.

Ciertamente Alberto Echávarri empieza su carrera profesional por el principio. Dicho esto y dado que el susodicho prefiere mantenerse en el anonimato, aprovechamos este espacio para comprobar cuántos lectores tiene Alberto. Creemos que no serán muchos: no porque no sea un tipo interesante –que lo es– sino porque la gente lee cada vez menos. Es un problema. En fin, tú has sido de los pocos elegidos que está leyendo esto, así que contacta con nosotros y te enviaremos un regalito. No hemos pensado nada, pero algo se nos ocurrirá. En serio: ve al apartado de contacto y dinos que has leído esto. Ojo: no se lo cuentes a nadie más, porque el texto regalacosas perdería gracia. Y ahora acabamos con una frase sobre Alberto para despistar a aquellos listos que solo leen el final. Tiene una enorme proyección en el ámbito de la macroeconomía.

ANNA GUAL
— Ejecutiva de cuentas.

Llega a La Fábrica de Sombreros después de trabajar en iBoo Mobile para clientes como Danone, Puleva o Nestlé en desarrollos digitales e innovación. Anna disfruta viviendo en culturas distintas, prueba de ello son las largas temporadas en Inglaterra y la India. Además de ser una gran profesional, siempre puedes contar con ella para hacerte sonreír. Y, si tienes suerte, hay días que incluso puede cantar una canción. Anna pronuncia las eles más largas que puedas imaginar, las exporta de Igualada al mundo entero y, cuando sea mayor, quiere ser madre sobre todas las cosas.

PABLO CONDE
— Redactor.

Comenzó su andadura en el mundo de la publicidad saltando de agencia en agencia gracias al Versus, el tour creativo del CdeC. Shackleton, SCPF o JWT fueron algunas de ellas pero finalmente terminó en Contrapunto BBDO. Tras pasar allí varios años trabajando para clientes como Gas Natural Fenosa, Sanex, Atrápalo, Gallina Blanca, Meliá o Cacaolat empezó su aventura como freelance. Meses más tarde, al descubrir que el carácter aventurero de la vida freelance no terminaba de casar con él, decidió ponerse sombrero. Siempre ha dicho que no le quedan bien, tampoco las gorras, ni los gorros, ni las boinas, pero ahora parece haber cambiado de opinión. Cuando no escribe, lee. Subtítulos. De series. De muchas series.

SANDRA CAVALLÉ
— Ejecutiva de cuentas.

No, no canta ópera, ¿por qué lo preguntas? Se licenció en Publicidad y Relaciones Públicas en la Universidad Pompeu Fabra. Ha trabajado gestionando cuentas como Danone o Lekué en Tinkle y se ha encargado de mantener en forma los departamentos de comunicación de Golden Kyu y de la asociación Esclat. Es una experta en mantenerse en forma porque el deporte es algo sin lo que no podría vivir. Sí, sí: desde pequeñita ha hecho atletismo al más alto nivel. Es de Sant Andreu de la Barca, no del otro. Y, gracias a la cantidad de ejercicio que hace, se puede permitir el lujo de tener pasión por la repostería. Por hacerla y por saborearla. Lee muchísimo. Cada día. Todos los días. Sandra es una chica completa y, lo sentimos, también comprometida. 

SERGIO DE PAZ
— Diseñador gráfico.

En Toledo se hacen espadas, sables y diseñadores gráficos. Sergio es la prueba de ello. Desde pequeño le gusta la publicidad y ha trabajado como Artefinalista para marcas como Banco Santander, Audi, Sanitas, Randstad o Caser Seguros. Entre sus múltiples y variadas aficiones se encuentran la de cantar, bailar y tocar la trompeta. Sí, la trompeta. Es un hombre que siempre trabaja con una sonrisa en la cara y buen humor. Exactamente la clase de tipo que necesitas a tu lado cuando tienes que hacer un trabajo tan delicado como el suyo. Recientemente ha adquirido fobia a las latas de atún.

SERGIO OCA
— Director Creativo.

Es un ser inquieto por naturaleza. Licenciado en Bellas Artes, compositor y bajista de muchas y muy diversas bandas de música, publicista accidental pero fundamental. La trayectoria vital de Sergio está llena de vasos comunicantes. Su visión, por tanto, es siempre transversal y nada convencional. Será por eso que funda UBIC en el 96, empresa pionera en interactividad y multimedia. Más tarde se convierte en Director Creativo de Draft Barcelona y, posteriormente, en Director Creativo Ejecutivo en DraftFCB. Es un padre de familia despeinado, por eso le gusta tocar la batería con su hijo, discutir novelas con su hija y crear una bonita editorial educativa junto a su novia: Posa't un conte. Sergio es capaz de dibujar un círculo a mano alzada o dirigir un equipo de treinta personas con una sonrisa en la boca. Como tantos otros miembros de La Fábrica de Sombreros, sus máximas virtudes son la no convencionalidad y la capacidad de trabajo. Siempre ha sido un gran capitán porque no le ha importado limpiar la cubierta con los grumetes. Lleva pendientes y anillos, junto a sus pelos locos, no han sido nunca un problema para que se le hayan otorgado grandes responsabilidades. Será porque lo que tiene en medio de las orejas vale la pena. O mejor dicho, vale un potosí.

Entre sus clientes cabe destacar: Oreo, Smint, Fontaneda Digestive, Matutano, Cacaolat, JVC, Deustche Bank, Flora o Hendricks.